Adolescencia

El objetivo de la terapia con adolescentes es ayudar al menor a recuperar o reestablecer su bienestar lo antes posible. Dado que durante esta etapa de crecimiento, los adolescentes son muy vulnerables a padecer problemas emocionales y psicológicos que pueden afectar a su vida de adulto, la intervención psicológica se considera de gran ayuda en la prevención de la salud emocional y psicológica.

En ocasiones, los padres advierten cambios en el comportamiento de sus hijos, que comienzan a preocuparles, y a pesar de que el adolescente tiende  a negar la existencia de problemas y a rechazar en  un primer momento la ayuda profesional, es importante  que se consulte con un profesional el motivo de la preocupación.  Se considera fundamental hacer ver al adolescente que no es necesario tener una enfermedad mental para recibir ayuda de este tipo, eliminar los tabús y los mitos nos ayudará a que el joven quiera recibir ayuda.

Los beneficios que el adolescente puede obtener acudiendo a terapia suelen relacionarse con el problema en concreto que le ha llevado a la consulta, y también aprenden a manejar la ansiedad, aumentan su autoestima, mejoran sus relaciones familiares,  y  se conocen mejor a sí mismos.

Situaciones en las que te podemos ayudar:

  • Fracaso escolar.
  • Baja autoestima.
  • Depresión.
  • Agresividad y dificultades  de control emocional.
  • Miedo.
  • Ansiedad y estrés.
  • Aislamiento, fobia social y excesiva timidez.
  • Trastornos de conducta.
  • Mutismo selectivo.
  • Consumo de drogas o alcohol. 
  • Adicciones tecnológicas.

Cuéntanos tu problema en una primera visita gratuita* y sin ningún compromiso.

4 + 9 =

EXPLÍQUENOS SU CASO Y LE APORTAREMOS SOLUCIONES

*La duración de las citas serán de 15 a 20 minutos.